kitesurf Huelva - kiteschool islantilla - Cursos y material: Un poco sobre los vientos de La Antilla.

Páginas

22 octubre 2009

Un poco sobre los vientos de La Antilla.

Situamos La Antilla en el mapa, nos encontramos al Sur-oeste de España y Andalucia, provincia de Huelva, a unos 15 km de Portugal.

Lo más probable es la conozcais en verano, donde los térmicos son los dominantes, éstos vientos se producen al choque de temperaturas entre el mar y la tierra, normalmente suelen saltar sobre las 2 de la tarde más o menos, fijaos en las sombrillas como siempre salen volando. Éste viento es muy noble, nos dan entre 12 y 20 tantos nudos, dependiendo el día, son constantes, y suelen amainar sobre las 9 más o menos.
Una vez puesto el sol, lo más normal es que salte el norte, y se mantenga toda la noche. Como coincide el norte en nuestra costa es peligroso, ya que es viento de tierra, y no llevará hacia dentro. Recuerda que el viento de tierra no es bueno para navegar, si no quieres hacer el loco. Si nos fijamos en el norte, nos puede orientar como va a ser el día, ya que lo normal es que si por la noche está fuerte, el día siguiente no rompa el poniente.

La costa de Huelva, se caracteriza en invierno por sus cambios de tiempo radicales, es decir, puede haber sol de verano en Octubre, y al día siguiente viento de borrasca con lluvias, mareas salvajes y olas con una fuerza impresionante. Ésto pasa cuando las borrascas que entran por el Atlántico nos visitan. Dichos vientos de borrascas, que siguen siendo de sur-oeste, toman el relevo a los térmicos de verano, ó Foreño, conocido por estos lares, éstos vientos de inviernos, son normalmente muy racheados, dependiendo de la nubosidad baja, que influye directamente en el rango de la racha. Son vientos muy imprevisibles, es decir, pueden jugarnos malas pasadas, por lo que siempre hay que estar pendiente y con la cometa bastante frenada, ya que si no tenemos juego de barra nos podremos llevar un sustillo ó SUSTO, con los tirones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada